Consulta 291

Debes acceder para ver éste contenido.Por favor . ¿Aún no eres miembro? Únete a nosotros

¿Puede un mismo banco actuar como banco remitente y banco cobrador en una cobranza?

CONSULTA

Una entidad financiera formula la siguiente consulta al Grupo de Expertos en relación con una cobranza que debe gestionar:

Nuestro cliente nos pide con mucha urgencia una respuesta acerca de cómo procesar el pago de la remesa que está a punto de efectuarse.

Nos manda un cliente nuestro A remesa documentaria a favor de otro cliente nuestro B. Y quiere A que hagamos el pago a B a su cuenta que mantiene con nosotros, también.

Pero según el artículo 3.iii de las URC522 vemos que no se permite esta opción.

¿Podría darnos una respuesta urgente sobre si hay alguna cláusula en que podamos basarnos para proceder según ambos clientes solicitan, en sus cuentas con nosotros y evitando pagarles en otro banco?

Análisis

Las Reglas Uniformes relativas a las Cobranzas (URC 522), que se encuentran en vigor desde el 1 de enero de 1996, intentan recoger prácticas de comercio internacional aceptadas de forma general, evitando contemplar aquellas de carácter local o requisitos específicos de determinados países que pudieran afectar a la tramitación de las instrucciones del cedente . Así pues, la cobranza, como medio de pago, responde a una dinámica de negocio transfronterizo más que doméstico, aunque nada impide que se utilicen en dicho ámbito.

Por cobranza, según su definición en el art. 2.a) de las URC 522, se entiende:

… la tramitación por los bancos de documentos tal como se definen en el apartado (b) del presente artículo, de acuerdo con las instrucciones recibidas, a fin de:

  1. Obtener el pago y/o la aceptación, o
  2. Entregar documentos contra pago y/o aceptación, o
  • Entregar los documentos según otros términos y condiciones

En el art. 3 donde se especifican las partes que intervienen en una cobranza, se distingue entre banco remitente (art. 3.a.ii), banco cobrador (art. 3.a.iii) y banco presentador (art. 3.a.iv) y claramente, como manifiesta el consultante, se indica que el banco cobrador es cualquier otro banco, distinto del banco remitente, que interviene en la tramitación de la cobranza.

Por su parte el art. 4.a.i) establece que:

Todos los documentos enviados para gestionar su cobro deberán ir acompañados de una instrucción de cobro que indique que la cobranza está sujeta a las URC 522 y que contenga instrucciones completas y precisas.

Sin embargo, el art. 1.a) permite que se modifique y/o excluya parte del articulado o artículos específicos:

Las Reglas Uniformes relativas a las Cobranzas, revisión 1995, publicación 522 de la CCI, son de aplicación a todas las cobranzas, según vienen definidas en el artículo 2, siempre que así se establezca en el texto de la “instrucción de cobro” (collection instruction) a que se refiere el artículo 4 y obligan a todas las partes que intervienen, excepto cuando se haya convenido de otra forma y de manera expresa o que sean contrarias a las leyes y/o a los códigos nacionales, estatales o locales, los cuales no pueden ser contravenidos.

Respuesta

A la pregunta concreta de si hay alguna cláusula concreta que permita a un mismo banco actuar como banco remitente y cobrador, la respuesta xxxxxx del grupo es que, en la instrucción de cobro que facilite el cedente, éste debe indicar que la cobranza se somete a las URC 522 con la salvedad de que en el art. 3.a.iii se eliminará la parte que indica que el banco cobrador debe ser distinto del banco remitente y se permitirá que el banco remitente pueda actuar a la vez como cobrador.

 

La respuesta a la consulta planteada refleja el punto de vista de los componentes del Grupo de Expertos del Comité Español de la Cámara de Comercio Internacional, no de la Comisión Bancaria de la CCI. Esta consulta y su Conclusión deberán ser tomadas en consideración, por la parte consultante, con carácter meramente informativo y, en su caso, deberá ser refrendada por la propia Comisión Bancaria en una próxima reunión de la misma.

 

La respuesta dada no debe ser interpretada en otro sentido distinto al indicado, es decir, servir de orientación a la parte o partes involucradas y, por tanto, no tendrá implicaciones jurídicas.

 

Si el caso está en trámite judicial, el Grupo de expertos obviará cualquier opinión sobre el particular.

 

Ni el Comité Español ni ninguno de sus empleados, incluyendo al Presidente, Secretario y Vicesecretaria serán responsables ante ninguna persona física o jurídica por cualquier pérdida o daño surgido de cualquier acto u omisión relacionados con el punto de vista expresado.