Consulta 293

¿Puede el confirmador ir contra el ordenante de un crédito documentario?

El Grupo de Expertos en Créditos Documentarios del Comité Español de la C.C.I. recibe una consulta de un abogado chileno, a la que se asigna el número 293 y que se establece en los siguientes términos:

En un acreditivo bajo UCP 600 confirmado, si el emisor no honrara ¿Qué posibilidades existen de dirigirse contra el ordenante? A mi juicio de la normativa se desprende que el emisor debe honrar irrevocablemente y dado que esta obligación es independiente del crédito subyacente y no existe relación entre el confirmador y el ordenante no existen muchas posibilidades de dirigirse contra éste.

 

Análisis

Bajo el marco del carácter abstracto del crédito documentario, como este tipo de intervención presupone que el crédito es irrevocable, la aceptación por el banco confirmador de los documentos y el pago del crédito al beneficiario, vinculan al banco emisor, quien debería satisfacer este crédito al banco confirmador. Como se regula en el art. 7.c) UCP 600, el compromiso del banco emisor de reembolsar al banco designado es independiente del compromiso del banco emisor frente al beneficiario. Partiendo de lo anterior, debemos cuestionarnos si existe alguna circunstancia extraordinaria que pueda justificar excepcionalmente la quiebra de esta obligación de reembolsar, y en concreto si el banco confirmador pudiera tomar acciones legales frente al propio ordenante.

La intervención de un banco confirmador, que se recaba bajo instrucciones del ordenante al banco emisor, a quien se trasladan los efectos del encargo, da lugar a una relación propia del contrato de comisión entre el banco emisor y el banco confirmador distinta de la asumida por el ordenante y el banco emisor.

Como la propia definición de crédito indica en el art. 2 de las UCP 600, Confirmación significa un compromiso firme del banco confirmador, que se añade al del banco emisor, para honrar o negociar una presentación conforme, por tanto la propia definición de confirmación no establece ningún vínculo entre el banco confirmador y el ordenante, la relación del banco confirmador es únicamente con el banco emisor y el beneficiario. Desde el momento en que el crédito es confirmado, el banco confirmador asume directamente el compromiso de pago frente al beneficiario, quedando obligado solidariamente con el banco emisor. Por su parte el banco emisor vendrá obligado a reembolsar al confirmador las cantidades satisfechas por este al beneficiario.

El ordenante es peticionario de la emisión del crédito ante el banco emisor, y la responsabilidad del mismo sobre el compromiso de pago del propio crédito se termina en el momento de la emisión por parte del banco, convirtiendo el instrumento en una relación contractual entre el banco emisor y el banco designado. No estamos frente a un negocio jurídico complejo sino ante una mera yuxtaposición de contratos independientes.

La consecuencia de esto es que el banco confirmador no puede reclamar el pago directamente al ordenante incluso en el caso de que el banco emisor no atienda sus obligaciones de pago.

Así pues, bajo las UCP600 el hecho de que el banco emisor haya incumplido sus obligaciones de pago, por insolvencia o por cualquier otro motivo, no le da derecho al banco confirmador a poder ir contra el ordenante de la carta de crédito, ya que en su papel de banco confirmador ha actuado a petición y con la autorización del banco emisor y no del ordenante.

Respuesta

La respuesta unánime del grupo es que en el marco del crédito documentario bajo las UCP600 el banco confirmador, no puede dirigirse contra el ordenante incluso en el caso de que el banco emisor no atienda sus obligaciones de pago.

La respuesta a la consulta planteada refleja el punto de vista de los componentes del Grupo de Expertos del Comité Español de la Cámara de Comercio Internacional, no de la Comisión Bancaria de la CCI. Esta consulta y su Conclusión se toman en consideración con carácter meramente informativo y, en su caso, deberán ser refrendadas por la propia Comisión Bancaria en una próxima reunión de la misma.

La respuesta dada no debe ser interpretada en otro sentido distinto al indicado, es decir, servir de orientación a las partes y, por tanto, no tendrá implicaciones jurídicas.

Ni el Comité Español ni ninguno de sus empleados, incluyendo al Presidente, Secretario, Vicesecretario y Asesora Técnica, serán responsables ante ninguna persona física o jurídica por cualquier pérdida o daño surgido de cualquier acto u omisión relacionados con el punto de vista expresado.