CONSULTA 335

TÍTULO: Efecto medidas precautorias sobre las contragarantías.

CONSULTA:

Nos llega la siguiente consulta desde Chile realizada por un abogado en ejercicio:

  1. En Chile es común que los Bancos emitan una caución denominada Boleta de Garantía la cual generalmente se emite por requerimiento de un ordenante, en favor de un beneficiario y la emitimos contragarantizada por un Banco del exterior.

 

  1. Puede ocurrir que el ordenante interponga alguna acción judicial (por ejemplo medida precuatoria) a efectos de evitar o interrumpir el pago de la Boleta de Garantía. En estos casos localmente se ha establecido que dentro del plazo de la boleta debe igualmente requerirse el cobro por el beneficiario y que una vez resuelta la acción interpuesta se procede o no al pago según lo que se determine.

 

  1. La duda en estos casos es entonces la siguiente, ¿Qué pasa con la contragarantía?  Si luego de resuelta la acción que interrumpió el pago de la Boleta, lo que probablemente será fuera del plazo de vigencia de la misma y de la contragarantía, se debe realizar el pago, uno entendería que no es posible cobrar la contragarantía. Por otra parte la contragarantía a mi juicio nace y existe porque hay una garantía entonces si en esta se suspende el pago quizá debiera ocurrir igual situación en la contragarantía.

¿Cómo ve el tema? No hay un caso concreto pero entendemos que localmente otras instituciones se han encontrado con esta situación borde. Usted cree que en la contragarantía se pueda incluir alguna frase resguardando que si ocurre una situación de este tipo se suspende también la contragarantía hasta la resolución del proceso incluso más allá del plazo de vigencia.

Análisis

ANÁLISIS:

El artículo 5.b) de las URDG 758 indica que:

La contragarantía es por su naturaleza independiente de la garantía, de la relación subyacente, de la solicitud y de cualquier otra contragarantía con la que esté relacionada, y el contragarante no está afectado ni vinculado en forma alguna por dicha relación. Una referencia en la contragarantía a la relación subyacente con el propósito de identificarla no altera la naturaleza independiente de la contragarantía. El compromiso de un contragarante de pagar en virtud de la contragarantía no está sujeto a reclamaciones o excepciones derivadas de una relación distinta de la existente entre el contragarante y el garante o cualquier otro contragarante a quien se emita la contragarantía.

El principio de autonomía de la contragarantía parece claro para el consultante, pues indica que en aquellas situaciones en las que existan medidas precautorias sobre la garantía, una vez resueltas a favor del beneficiario, al tener que realizar el pago, si la contragarantía está vencida, uno entendería que no es posible cobrar la contragarantía y aboga por la inclusión de algún tipo de cláusula en la contragarantía para evitar que se produzca la situación no deseada que se describe.

Dado que en el punto 2 de la consulta se dice que

localmente se ha establecido que dentro del plazo de la boleta debe igualmente requerirse el cobro por el beneficiario y que una vez resuelta la acción interpuesta se procede o no al pago según lo que se determine

sería conveniente que el garante actuara, siempre que la medida precautoria lo permita, de forma semejante con respecto a la contragarantía, procediendo a su requerimiento, y ateniendo a lo que establece el art. 16:

El garante informará sin demora al contragarante de cualquier requerimiento en virtud de la garantía y, como alternativa, de cualquier solicitud para prorrogar el vencimiento de la garantía.

Cabría analizar, por parte del garante, si lo más adecuado en este caso fuera actuar conforme al art. 23, Prórroga o pago, o simplemente solicitar el pago de la misma con base al requerimiento recibido del beneficiario de la garantía local.

Respuesta

RESPUESTA:

La respuesta por mayoría del grupo de expertos a la consulta formulada es que, a pesar de que el artículo 1 de las URDG 758 permite la modificación o exclusión de las reglas, y que el condicionado de la garantía puede incorporar cualquier texto en el que estén de acuerdo las partes, las propias URDG 758 contienen ya mecanismos, como por ejemplo el art. 23, que dan respuesta a la necesidad surgida en el contexto expuesto en la consulta sin necesidad que tener que recurrir a otro tipo de medidas de resguardo..

La respuesta a la consulta planteada refleja el punto de vista de los componentes del Grupo de Expertos del Comité Español de la Cámara de Comercio Internacional, no de la Comisión Bancaria de la CCI. Esta consulta y su Conclusión deberán ser tomadas en consideración, por la parte consultante, con carácter meramente informativo y, en su caso, deberá ser refrendada por la propia Comisión Bancaria en una próxima reunión de la misma.

La respuesta dada no debe ser interpretada en otro sentido distinto al indicado, es decir, servir de orientación a la parte o partes involucradas y, por tanto, no tendrá implicaciones jurídicas.

Si el caso está en trámite judicial, el Grupo de expertos obviará cualquier opinión sobre el particular.

Ni el Comité Español ni ninguno de sus empleados, incluyendo al Presidente, Secretario y Vicesecretaria serán responsables ante ninguna persona física o jurídica por cualquier pérdida o daño surgido de cualquier acto u omisión relacionados con el punto de vista expresado.