Consulta 304

FALTA DE REEMBOLSO DE CRÉDITO DOCUMENTARIO POR PARTE DEL BANCO EMISOR

El Grupo de Expertos del Comité Español de la CCI recibe la siguiente consulta de una Cámara de Comercio:

 

“Les explico brevemente la consulta de una empresa de nuestra demarcación:

 

Se trata de una operación de exportación a Libia a través de un crédito documentario no confirmado por banco español. El cliente ha depositado el importe total de la operación en el banco Libio y éste no lo transfiere al exportador. ¿Qué procedimiento ha de seguir el exportador español para reclamar al banco Libio? ¿Existe un procedimiento regulado por las normas UCP 600 a través del cual se pueda actuar contra el banco que incumple su obligación de pago?”

Análisis

Resumimos el caso a través de la documentación aportada por el consultante.

 

Nos encontramos ante un crédito documentario emitido por un banco libio. Aunque el crédito contenía instrucciones de confirmación, el banco avisador, entidad financiera española, efectuó la notificación del crédito sin añadir su confirmación a petición del beneficiario, informando al banco emisor de tal circunstancia de acuerdo con las estipulaciones del artículo 8.d de las Reglas y Usos Uniformes relativos a los Créditos Documentarios, publicación nº 600 de la CCI.

 

El beneficiario efectúa dos presentaciones conformes de documentos en las cajas del banco avisador, utilizaciones que fueron aceptadas por el banco emisor que efectuó comunicación a tal efecto a través de mensajes SWIFT MT 752 fijando las fechas de vencimiento de estas utilizaciones para 29.12.2014 y 9.2.2015 respectivamente.

 

Al vencimiento de cada una de las utilizaciones, el banco avisador reclama el reembolso al banco reembolsador (europeo) siguiendo las instrucciones del crédito. Al no recibir el cobro de ninguna de las dos utilizaciones a su vencimiento, el banco avisador efectúa diversas reclamaciones al banco reembolsador, que responde finalmente que no le es posible atenderlas e indicando al banco avisador que debe contactar con el banco emisor.

El banco avisador procede entonces a reclamar al banco emisor que, de nuevo después de diversas reclamaciones, responde que el banco reembolsador está debidamente autorizado para el pago de ambas utilizaciones.

 

Después de  meses de nuevas reclamaciones sin resultado, tanto al banco reembolsador como al banco emisor, el 1.12.2015 el banco avisador remite un escrito al beneficiario indicándole que no se han recibido los fondos del banco emisor, responsable último del pago según se recoge en el artículo 7 de las citadas reglas.

 

Como información adicional, el consultante aporta copias de extractos bancarios proporcionadas por el ordenante del crédito como justificantes del adeudo en cuenta del importe de las utilizaciones.

 

La situación de Libia parece jugar un papel importante en el devenir de esta operación. El Banco Central de Libia ha adoptado diversas medidas en un intento, al parecer, de controlar los flujos de divisa hacia el exterior. Entre estas medidas, la exigencia de someter todas las cartas de crédito a autorización por parte del Banco Central según normativa de agosto de 2015 y la prohibición por parte del Banco Central del Libia de la remesa documentaria como medio de pago en sus importaciones, también de 2015, han provocado un stock enorme de operaciones pendientes de autorización y, como resultado, prolongados retrasos en los pagos de créditos documentarios, retrasos de meses.

Respuesta

El Grupo de Expertos considera por mayoría/unanimidad que la obligación de pago del crédito documentario es del banco emisor. Con independencia de  que éste autorizara al banco reembolsador a atender las reclamaciones de reembolso de las dos utilizaciones conformes, es el banco emisor quien debe remitir los fondos directamente al banco avisador para su abono al beneficiario.

 

La obligación de reembolso, pues, del banco emisor es clara, pero todo parece indicar que la situación política que atraviesa Libia puede ser el motivo de la falta de pago por parte del banco emisor.

 

La respuesta a la consulta planteada refleja el punto de vista de los componentes del Grupo de Expertos del Comité Español de la Cámara de Comercio Internacional, no de la Comisión Bancaria de la CCI. Esta consulta y su Conclusión se toman en consideración, por la parte consultante, con carácter meramente informativo y, en su caso, deberá ser refrendada por la propia Comisión Bancaria en una próxima reunión de la misma.

 

La respuesta dada no debe ser interpretada en otro sentido distinto al indicado, es decir, servir de orientación a las partes y, por tanto, no tendrá implicaciones jurídicas.

 

Si el caso está en trámite judicial, el Grupo de expertos obviará cualquier opinión sobre el particular.

 

Ni el Comité Español ni ninguno de sus empleados, incluyendo al Presidente, Secretario y Vicesecretaria serán responsables ante ninguna persona física o jurídica por cualquier pérdida o daño surgido de cualquier acto u omisión relacionados con el punto de vista expresado.