Pregunta

FORMA DE TRAMITAR UN CRÉDITO TRANSFERIBLE

Una empresa residente en Estados Unidos se dirige al Comité Español de la CCI para consultar la forma en que debe realizar una operación que está tramitando. La consulta se realiza en los siguientes términos:

PLANTEAMIENTO:
Somos una empresa comercializadora ubicada en Estados Unidos, estamos cerrando una venta de acero en Ecuador, y nuestro proveedor está ubicado en España; la forma de pago pactada con nuestro cliente en Ecuador es carta de crédito transferible, y nuestro proveedor solicita que la LC sea pagadera en las cajas de sus bancos en España, con vencimiento en España también.
Deseamos saber qué instrucciones debemos darle a nuestro cliente para la apertura de manera que se transfiera una parte a nuestro cliente en España.  Así mismo me podrían confirmar, en este esquema cual sería:
Banco Transferente:  Sería nuestro banco, el banco emisor o el banco de nuestro cliente
Banco confirmador: Sería nuestro banco, el banco emisor o el banco de nuestro cliente
Banco avisador:  Sería nuestro banco, el banco emisor o el banco de nuestro cliente

Análisis

La totalidad de los miembros del Grupo de Expertos coinciden en que no se puede dar una respuesta exhaustiva a la consulta planteada, puesto que hay aspectos fundamentales de la operación, desde el punto de vista financiero, que la empresa estadounidense deberá negociar con el banco que vaya a realizar la transferencia del crédito, y solo después de dicho banco haya aceptado las condiciones que plantea el proveedor podrá cerrarse la operación.
El planteamiento que se describe en la consulta responde a lo que se conoce como operación triangular y exige, además de un conocimiento profundo de las circunstancias en que se plantea en su aspecto comercial, la aceptación del riesgo financiero que tienen que soportar las entidades financieras que intervienen. Esos son aspectos que tendrá que negociar la empresa estadounidense con su banco y con su cliente y del resultado de las mismas, especialmente de quién vaya a emitir el crédito y de las condiciones en que se vaya a hacer dependerá la viabilidad de la operación. Por tanto, el Grupo de Expertos no puede pronunciarse sobre estos aspectos que dependen de circunstancias ajenas a su conocimiento, como puede ser la política interna de riesgos de cada institución financiera.
Debido a ello, la respuesta que se da se circunscribe a lo que dicta la lógica de este tipo de operaciones, a lo que puede deducirse de los datos facilitados por la empresa y al contenido del Artículo 38 de las Reglas y Usos para Créditos Documentarios, publicación 600 de la CCI.

Respuesta

De acuerdo con lo indicado anteriormente el Grupo de Expertos no puede hacer otra cosa más que recomendar a la empresa consultante que con los datos que posee, más el nombre del banco que vaya a emitir el crédito se dirija a su banco en Estados Unidos para plantearle la operación descrita y él le asesorará de la manera más conveniente para que la operación comercial pueda realizarse con éxito.
Respecto a las partes que intervendrán en la operación tampoco puede manifestarse este Grupo de una forma categórica porque todo dependerá de las condiciones que el banco estadounidense exija que se cumplan a la empresa consultante. A este respecto transcribimos para conocimiento de la misma, el contenido del epígrafe a. del Artículo 38 de las citadas Reglas y Usos para Créditos Documentarios, publicación número 600 de la Cámara de Comercio Internacional:
“Un banco no tiene obligación de transferir un crédito salvo dentro de los límites y en la forma expresamente consentidos por dicho banco”.
No obstante y a riesgo de cometer alguna imprecisión derivada de la postura que adopte el banco transferente le informamos de las partes que intervendrían en el crédito siempre que se den las condiciones razonables ya indicadas.
Razonablemente el banco emisor del crédito, al que llamaremos Banco E, será un banco de Ecuador, nación donde parece que reside el ordenante. Eso debe ser lo primero que deberá preguntar la empresa estadounidense a su cliente importador, para una vez conocido ese dato poder negociar con su banco estadounidense la posible transferencia del crédito y también la confirmación.

Razonablemente el banco transferente, al que llamaremos Banco T, será el banco al que se dirigirá la empresa comercializadora consultante para negociar los aspectos financieros de la operación. Él decidirá, según establece el artículo 38, a., antes mencionado, si acepta transferir el crédito en las condiciones que le solicite la empresa consultante, y si acepta confirmar el crédito emitido por el Banco E.

Siempre que el Banco T haya aceptado hacerse cargo de la operación, en función de las condiciones propuestas por la empresa consultante, el banco avisador del crédito emitido por el Banco E. será también el banco T., que es quien avisará a la empresa consultante de la emisión del crédito y a continuación le solicitará las instrucciones necesarias para transferir la parte del crédito emitido a la empresa proveedora española.

Estos son los aspectos básicos de la operación financiera a juicio del Grupo de Expertos, en función de los datos facilitados al mismo, no obstante lo cual reiteramos una vez más a la empresa estadounidense que todo lo anteriormente expuesto estará condicionado por la respuesta que le dé su banco a la propuesta de hacerse cargo del riesgo y de la operación en sí.

La Respuesta a la consulta planteada refleja el punto de vista de los componentes del Grupo de Expertos del Comité Español de la Cámara de Comercio Internacional, no el de la Comisión Bancaria de la CCI. La Respuesta a esta consulta debe tomarse en consideración con un carácter meramente informativo y, en su caso, deberá ser refrendada por la propia Comisión Bancaria en una próxima reunión de la misma.

La Respuesta dada no debe ser interpretada en otro sentido distinto al indicado, es decir, el de servir de orientación a las partes y, por tanto, no tendrá implicaciones jurídicas.

Ni el Comité Español ni ninguno de sus empleados, incluyendo al Presidente, Secretario, Vicesecretario y Asesora Técnica, serán responsables ante ninguna persona física o jurídica por cualquier pérdida o daño surgido de cualquier acto u omisión relacionados con el punto de vista expresado.