CENTENARIO DE ICC ESPAÑA 1922-2022

CENTENARIO DE ICC ESPAÑA 1922-2022

En 1922, poco después de la fundación de la sede internacional, a iniciativa de empresarios barceloneses vinculados a las Cámaras de Comercio y Navegación y de la Industria de Barcelona, se crea el Comité Español de la Cámara de Comercio Internacional, también como una asociación. Es uno de los más antiguos entre los Comités Nacionales de la ICC y nunca ha dejado de estar activo.

Su naturaleza jurídica es la de asociación, hallándose como tal inscrita en el Registro Nacional de Asociaciones del Ministerio del Interior.

Su domicilio estatutario radica en la sede de la Cámara de Comercio de España en Madrid. Su Secretaría es operativa en Barcelona, según una previsión estatutaria.

Los Estatutos de la ICC, por su parte, dan a los Comités Nacionales una amplia autonomía de actuación y son concebidos como representantes de la ICC en el país respectivo y, en consecuencia, como “puente” entre ella y las autoridades nacionales correspondientes. La correspondencia entre el Comité Español y los Ministros económicos del Gobierno español e, incluso, con el Presidente del Gobierno, es, por tanto, frecuentísima.

El Comité Español representa y defiende los intereses de sus socios en la ICC. Éste propone también que la ICC haga oír su voz ante gobiernos y organizaciones intergubernamentales sobre preocupaciones empresariales. Colabora activamente en las Comisiones de la ICC y coopera, por tanto, en sus tomas de posición, que traslada a los miembros del Comité, así como al Gobierno español cuando así es requerido.

El Comité Español también traduce al español las publicaciones de la ICC de mayor difusión y organiza seminarios y formación sobre aquellos asuntos que interesan a las empresas y pueden contribuir a su internacionalización como la protección de las inversiones internacionales, aspectos tributarios de las relaciones internacionales, negociaciones comerciales multilaterales de la OMC, divulgación y promoción del arbitraje internacional, aspectos técnicos del comercio internacional, reglas de los Incoterms, créditos documentarios, garantías a primer requerimiento y fianzas contractuales, protección del medio ambiente y energía, entre otros.

Las empresas españolas socias de ICC España pueden ganar fuerza representativa ante la sede internacional, participando activamente en sus órganos de gobierno y comisiones de trabajo, por dos fundamentales razones: estar e influir. Las dos son posibles.

Puede consultar los órganos de gobierno de ICC España

La ICC_Una breve historia_eBook