Consulta 376

Pregunta

Discrepancia en el correo electrónico del ordenante al que remitir copia del albarán.

 

Nos llega la siguiente consulta desde una entidad financiera española:

Banco Español emite un crédito documentario, para una importación de pescado con un proveedor en México. Se emite a la entidad mexicana. El crédito es confirmado y pagadero a 70 días fecha embarque.

Entre la documentación solicitada (Campo 46A) se pide un “certificado del beneficiario indicando que los originales de todos los documentos han sido enviados directamente al ordenante del crédito, adjuntando copia del albarán del Courier de su envío”.

Cabe aclarar que el resto de la documentación (factura, packing list, B/L, etc.) se solicitaba en fotocopia ya que los originales debían ser enviados directamente a nuestro cliente, y de ahí que se pidiera el certificado y el albarán descritos en el entrecomillado.

El banco mexicano nos envía los documentos como conformes, sin embargo, en nuestra revisión, observamos que la copia del albarán que acompaña el certificado muestra una dirección de envío al ordenante que no es la misma que la indicada en el crédito, por lo cual pusimos una discrepancia. El banco confirmador nos responde que no esta conforme, a lo que le indicamos que habíamos solicitado que los documentos fusen enviados al ordenante del crédito, y que el ordenante queda descrito en el campo 50, por lo que el documento no se ajusta. Aun así, nos insiste en su rechazo de la discrepancia y se acogen al artículo 14 J de las UCP 600.

En nuestra opinión, si bien el citado artículo dice que no es necesario que las direcciones coincidan, entendemos que el efecto de ese documento es demostrar que todos los originales van a llegar a manos del ordenante, por lo que alterar la dirección puede dar lugar a que no sean recibidos donde se esperan, y por tanto dificultar a nuestro cliente el despacho de la mercancía.

No obstante todo lo anterior, la discrepancia ha sido aceptada y autorizado el reembolso al vencimiento. Aun así, entendemos aplicable nuestro gasto por discrepancia.

Análisis

La ISBP PUBLICACION CCI 745 (Practica bancaria Internacional Estándar para el examen de documentos al amparo de las UCP 600) establece en su práctica A19 que un albarán de Courier no es un documento de transporte y la práctica A10, establece como se debe revisar un certificado de Courier respecto al envío de documentos, notificaciones y similares, es decir cuando no corresponde a la mercancía objeto del crédito. Allí se establece que ‘… dicho documento ha de examinarse sólo en la medida en que expresamente se estipule en el crédito, y por lo demás de conformidad con el artículo 14.f de las UCP 600 y no bajo el artículo 25 de las UCP 600.’

Por tanto, ni el albarán del Courier o su copia pueden ser considerados como un documento de transporte y en su examen son de aplicación los artículos 14.f y 14.j de las UCP600.

Concretamente el articulo 14 j. Indica textualmente, no es necesario que las direcciones del beneficiario y del ordenante que aparezcan en cualquier documento requerido sean las mismas que las indicadas en el crédito o en cualquier otro documento requerido, aunque deben estar en el mismo país que las correspondientes direcciones indicadas en el crédito. No se tendrán en cuenta los datos de contacto (telefax, teléfono, correo electrónico y similares) indicados como parte de la dirección del beneficiario o del ordenante. Sin embargo, la dirección y los datos de contacto del ordenante deben ser los indicados en el crédito cuando formen parte de los datos de contacto del consignatario o de la parte a notificar en un documento de transporte sujeto a los artículos 19, 20, 21, 22, 23, 24 ó 25.

Este último establece que no es necesario que la dirección del ordenante y beneficiario que aparezcan en los documentos sean las mismas que en el crédito o las de cualquier otro documento requerido siempre que sean del mismo país. Revisada la documentación presentada por el consultante se observa que la dirección del albarán era del mismo país, por lo que el documento no sería discrepante.

Por otra parte, analizando el documento bajo el artículo 14.f, puesto que el crédito no parece estipular el contenido del documento, se debería aceptar el documento tal como se presenta, pero ‘siempre que su contenido parezca cumplir la función del documento exigido’. La función de la copia del albarán de envío por Courier debe ser examinada en el contexto de lo exigido en el crédito: “certificado del beneficiario indicando que los originales de todos los documentos han sido enviados directamente al ordenante del crédito, adjuntando copia del albarán del Courier de su envío.”

Cuestión que se cumple perfectamente en el documento, aunque la dirección de envío sea distinta a la que se indica en el campo 50 del mt700.

Respuesta

La respuesta unánime del grupo de expertos a la consulta formulada es que, la discrepancia indicada es inconsistente y que no procede el cobro de comisiones por discrepancia al banco confirmador.

La respuesta a la consulta planteada refleja el punto de vista de los componentes del Grupo de Expertos del Comité Español de la Cámara de Comercio Internacional, no de la Comisión Bancaria de la CCI. Esta consulta y su Conclusión deberán ser tomadas en consideración, por la parte consultante, con carácter meramente informativo y, en su caso, deberá ser refrendada por la propia Comisión Bancaria en una próxima reunión de la misma.

 La respuesta dada no debe ser interpretada en otro sentido distinto al indicado, es decir, servir de orientación a la parte o partes involucradas y, por tanto, no tendrá implicaciones jurídicas.

 Si el caso está en trámite judicial, el Grupo de expertos obviará cualquier opinión sobre el particular.

 Ni el Comité Español ni ninguno de sus empleados, incluyendo al Presidente, Secretario y Vicesecretaria serán responsables ante ninguna persona física o jurídica por cualquier pérdida o daño surgido de cualquier acto u omisión relacionados con el punto de vista expresado.