CONSULTA 353

Presentación al banco emisor sin pasar por el banco confirmador. ¿Discrepancia en la letra de cambio?

Se recibe la siguiente consulta de una entidad bancaria en Sudamérica:

 

Les planteo la siguiente situación/consulta: CARTA DE CREDITO CONFIRMADA Y DISPONIBLE CON BANCO CONFIRMADOR CONTRA LETRA – NEGOCIADA POR UN TERCER BANCO.
.
Las condiciones de la emisión fueron las siguientes:
Carta de Crédito emitida con Banco “C”
[sic] – Confirmada por Banco “C” y avisada a Banco “E”


.
Receiver: Banco “C”
41A: Banco “C” – BY ACCEPTANCE
42C: 90 DAYS FROM SHIPMENT DATE
42A: Banco “C”
57A: Banco “E”


.
Recibimos documentos de un 3er Banco (Banco “X”), quienes presentaron la letra endosada por ellos (Banco “X”).

¿Se considera una discrepancia la presentación de la letra ENDOSADA por el Banco “X”? En aclaraciones posteriores, la pregunta consiste en saber si la emisión por el beneficiario de la letra es incorrecta porque no está girada al Banco confirmador.
.
Teniendo en cuenta que la instrucción del crédito expresamente menciona que la letra debe ser endosada por el Banco “C”, además la carta de crédito está confirmada por el  Banco “C”.

Análisis

El texto proporcionado genera algunas dudas y se solicita a la entidad consultante aclaraciones sobre si el banco emisor también actuaba como confirmador y si la afirmación de que “la letra debe ser endosada por el Banco C” era correcta.

 

La entidad consultante remitió aclaraciones indicando que el banco emisor es distinto del banco confirmador y que la letra debía ser girada a cargo del Banco C.

 

En este contexto, el escenario que se presenta es que, a pesar de que al beneficiario le llegó la notificación del crédito documentario a través del Banco E, que a su vez la había recibido del Banco confirmador C, dicho beneficiario decidió entregar los documentos a su banco, el Banco X, para que este los mandara directamente al banco emisor.

 

El artículo 6.a) de las UCP 600 señala que: El crédito debe indicar el banco con el que es disponible o si es disponible en cualquier banco. Un crédito disponible en un banco designado es también disponible en el banco emisor.

 

El artículo 7 de las UCP 600, compromisos del banco emisor, establece en su apartado a) que el banco emisor debe honrar siempre que se le presenten los documentos y esta presentación sea conforme.

 

El artículo 8.c), compromisos del banco confirmador, indica que el banco confirmador se compromete a reembolsar a otro banco designado que ha honrado o negociado una presentación conforme y que ha remitido los documentos al banco confirmador. En este caso, los documentos nunca fueron presentados al banco confirmador, sino que el Banco X, como hemos dicho, los mandó directamente al banco emisor.

 

En la práctica bancaria internacional estándar (ISBP)  B12, publicación de la ICC nº 745, que trata de un crédito disponible para aceptación, tanto en sus apartados a), giro librado a cargo de un banco designado no confirmador, como en el b), giro librado a cargo del banco confirmador, se establece que el beneficiario, cuando el banco designado no actúa conforme a su designación, o el confirmador si hay discrepancias y decide no restablecer su confirmación, puede solicitar que la presentación se remita al banco emisor, tal como se haya presentado con o sin un giro librado a cargo del banco emisor. Es decir, el beneficiario puede decidir cambiar el giro inicialmente previsto en el crédito documentario por otro a cargo del banco emisor o no enviar ninguno.

 

Por otra parte, Gary Collyer en una de sus respuestas, manifiesta que: un efecto sólo debería ser librado a cargo del banco emisor si ningún banco desea aceptar el efecto [el contexto es el de una L/C emitida disponible para aceptación con cualquier banco] o si el beneficiario tiene la intención de presentar los documentos directamente al banco emisor.

 

Y en otra se muestra disconforme con todas las discrepancias relacionadas con efectos. El efecto no es un documento que lo solicite el ordenante y no se le manda. … Sin embargo, los bancos formulan un rechazo por una única discrepancia en el efecto e indican “contactamos al ordenante para obtener su renuncia a la discrepancia”. ¿Cómo puede un ordenante renunciar a una discrepancia con respecto a un documento que no ha pedido y que no recibirá? 

 

Kim Christensen, en un artículo en DCInsight vol 16 # 2, abril-junio 2010, es de la misma opinión que Gary Collyer, Los problemas con un efecto se deben a su papel de instrumento de pago sobre otro instrumento de pago. En muchas ocasiones, no existe un motivo real que justifique la necesidad de un efecto. Además, la petición de un  efecto habitualmente la añade el banco emisor a la carta de crédito; en los créditos documentarios el efecto raramente lo solicitan las partes comerciales. Por dicho motivo, en mi opinión, es erróneo rechazar los documentos de la L/C con base en discrepancias en el efecto.

 

 

 

Respuesta

El grupo de expertos por unanimidad, considera que el hecho de que la letra de cambio haya sido librada a cargo del banco emisor y no del banco confirmador como solicitaba el crédito documentario, teniendo en cuenta que la presentación de documentos se realizó directamente al banco emisor sin pasar por el banco confirmador, no constituye una discrepancia.

 

La respuesta a la consulta planteada refleja el punto de vista de los componentes del Grupo de Expertos del Comité Español de la Cámara de Comercio Internacional, no de la Comisión Bancaria de la CCI. Esta consulta y su Conclusión deberán ser tomadas en consideración, por la parte consultante, con carácter meramente informativo y, en su caso, deberá ser refrendada por la propia Comisión Bancaria en una próxima reunión de la misma.

 

La respuesta dada no debe ser interpretada en otro sentido distinto al indicado, es decir, servir de orientación a la parte o partes involucradas y, por tanto, no tendrá implicaciones jurídicas.

 

Si el caso está en trámite judicial, el Grupo de expertos obviará cualquier opinión sobre el particular.

 

Ni el Comité Español ni ninguno de sus empleados, incluyendo al Presidente, Secretario y Vicesecretaria serán responsables ante ninguna persona física o jurídica por cualquier pérdida o daño surgido de cualquier acto u omisión relacionados con el punto de vista expresado.